Esperamos un resultado positivo

El presidente de la Federación de Futbol Croata (HNS), el exmadridista Davor Suker, defendió este sábado destituir al seleccionador Ante Cacic ante el partido decisivo de este lunes contra Ucrania, en el que se juega la clasificación para el Mundial de 2018.

"Esperamos un resultado positivo. Ha sido una decisión unánime del Comité ejecutivo de la HNS", declaró Suker en rueda de prensa, citado por la agencia de noticias croata HINA.

Andorra vs Portugal en vivo 2017 

Croacia se complicó el viernes la clasificación, o al menos la repesca segura para el Mundial de Rusia, al encajar el gol del empate contra Finlandia en casa a pocos segundos de terminar el partido.

El nuevo responsable de la selección croata será Zlatko Dalic, entrenador hasta hace poco del Al-Ain de los Emiratos Árabes.

Dalic conducirá a la selección "en el partido decisivo contra Ucrania en Kiev", dijo Suker en referencia al encuentro del lunes, que decidirá sobre el segundo puesto en el Grupo I.


Primero está Islandia, con 19 puntos, dos más que Croacia y Ucrania, aunque los escandinavos se enfrentan el lunes a la débil Kosovo, que en nueve partidos solo ha cosechado un empate y ocho derrotas.

Suker explicó que el contrato con Cacic fue rescindido tras un "acalorado" análisis y debate anoche.

Indicó también que la "idea era dar una oportunidad" a un entrenador croata, igual que hasta ahora.


Suker se mostró optimista respecto a las posibilidades del equipo croata, liderado por el madridista Luka Modric, de clasificarse para la repesca del Mundial de Rusia.

"Para eso vale la pena morir luchando. Confío en que el resultado será positivo al final, que un poco de suerte se volverá hacia nosotros", declaró el presidente de la HNS ante la prensa.

Para clasificarse directamente para el Mundial, Croacia necesita ganar a Ucrania, al tiempo que Islandia pierda o empate ante Kosovo.


Para ocupar el segundo puesto del grupo y pasar a la repesca, que se jugará en noviembre, Modric y sus hombres necesitan por lo menos empatar en Kiev. De lo contrario quedarán fuera.